Mundo de Marta

Los detectives salvajes y 21 gramos

A lo largo de la historia, en la cultura se han creado diferentes modos de presentar la realidad. La manera más popular de transmitir la visión del mundo de los autores normalmente ha tenido una forma de relato con narración lineal (también llamada narración cronológica) que consiste en contar los hechos al mismo tiempo que suceden. Este tipo de estructura argumental lo constituyen tres partes fundamentales: la introducción, el nudo y el desenlace. Sin embargo, durante los últimos años se suele rechazar este modelo típico y experimentar con una nueva forma de relato no lineal. La dicha manera de narrar está basada en una no secuencionalidad de los acontecimientos. Los hechos no están presentados cronológicamente, sino mezclados, a veces de manera muy complicada. Por este tipo de narración se caracteriza el libro de Roberto Bolaño “Los detectives salvajes” y “21 gramos”, la película escrita por Guillermo Arriaga y dirigida por Alejandro González Iñárritu.

 

id_2609_detec

 

 

 

El libro “Los detectives salvajes” de Roberto Bolaño consta de tres partes: “Mexicanos perdidos en México”, “Los detectives salvajes” y “Los desiertos de Sonora”. La primera parte consiste en el diario que escribe un poeta joven Juan García Madero entre el 2 de noviembre y el 31 de diciembre de 1975. El protagonista cuenta sobre sus preferencias literarias y también cómo conoce a los poetas de un movimiento literario nombrado “realismo visceral”que se refiere a un movimiento literario auténtico de “infrarrealismo”. La segunda parte es un conjunto de relatos de distintos personajes de los cuales algunos aparecen en el capítulo anterior. Los presentados acontecimientos tienen lugar entre los años 1976 y 1996. La última parte es la continuación del diario de Juan García Madero y recoge las notas del 1 de enero hasta el 15 de febrero de 1976. El núcleo del libro lo constituye un personaje de Cesárea Tinajero, fundadora original del “realismo visceral”, que aparece directamente tan solo en la tercera parte de la novela. Sin embargo, en la mayoría de los capítulos se siente su presencia, ya que se habla de su poema y en la última parte los protagonistas tratan de encontrar su paradero.

La novela se caracteriza por la narración no lineal. La historia del diario del poeta es interrumpido por los testimonios que tienen lugar en diferentes partes del mundo. Casi cada capítulo tiene un narrador diferente, salvo a los testimonios de Amadeo Salvatierra que aparecen a lo largo de toda la novela. La estructura del libro se parece a una página web con la gran cantidad de enlaces, puesto que los personajes del diario tienen sus mismos relatos y cada de estas personas está vinculada de algún modo con Arturo Belano y Ulises Lima. Otras personas contando sobre sus experiencias, revelan la vida de los hombres antes mencionados, por ejemplo Laura Jauregui, la novia antigua de Belano, cuenta sobre su relación amorosa, desde el momento en que se conocieron hasta romper la relación.  Un libro se puede tratar como un juego de puzle, con cada página el lector obtiene más informaciones sobre los personajes, pero nunca será capaz de completar este juego, ya que hay muchas piezas que faltan. La narración en el libro no es lineal también por otro motivo. En los testimonios de los narradores de la segunda parte el tiempo retrocede  constantemente como se cuentan historias del pasado. La trama avanza en las lineas generalnes, pero muy a menudo vuelve a los recuerdos del pasado.

Este tipo de procedimientos genera ciertos efectos en el lector. Leyendo esta historia tan fragmentada y mezclada los receptores del libro se sienten como si fueran también caóticos. Esto tal vez es una de las características de un hombre moderno que se siente perdido en el mundo tan complicado. La lectura de esta “Los detectives salvajes” nos hace pensar sobre nuestra vida y nuestras experiencias que siempre son complejas y se cruzan con las vidas de otras personas. Además de este hecho, la obra de Roberto Bolaño presenta una metáfora muy directa de la vida que puede ser comparada con la literatura, ya que nuestra realidad también consta de palabras y de diferentes discursos.

El modo de presentar los personajes puede ayudar en entender sus pensamientos. La mente humana es también muy caótica y enredosa. La mezcla de las historias de protagonistas refleja la trayectoria de pensamientos y constituye una metáfora epistemológica del mundo.

 

21 GRAMOS

La película “21 gramos” cuenta la historia de tres personajes principales: Paul Rivers, un matemático gravemente enfermo que está esperando a la transplante de corazón (interpretado por Sean Penn), Jack Jordan, un convicto que intenta mejorar su vida (interpretado por Benicio Del Toro), y Cristina Peck, una drogadicta joven que gracias a su marido pudo salir del vicio (Naomi Watts).

Este filme puede servir como un ejemplo perfecto del relato no lineal. La construcción de este tipo de narración se caracteriza por la presencia del hipernúcleo que es indispensable para que la trama se desarrolle. En “21 gramos” un punto de partida es un trágico accidente de coche. Este hecho cruza las vidas de los personajes principales: Jack es un autor del accidente en el que mueren el marido y dos hijas de Cristina; a Paul le injertan un corazón del muerto marido. Desde este momento, las vidas de los protagonistas cambian diametralmente. Jordan, atormentado por los remordimientos de conciencia, pierde su fe que antes le permitió separarse del mundo de la delincuencia; Cristina se cierra en su casa y evita cualquier contacto con otras personas. De la depresión profunda le saca Paul, quien gracias a un detective privado se entera a quien le debe la vida. El director introduce el efecto de la destemporización y experimenta con la cronología de los sucesos. La película empieza con la escena que tiene lugar después del accidente: Paul está fumando en la cama al lado de durmiente Cristina. Después siguen otras escenas muy cortas que introducen los personajes principales. Durante todo el filme los acontecimientos que tenían lugar antes de accidente se mezclan con las posteriores. El espectador durante una parte mayor de la película no es capaz de poner los hechos en orden cronológico; solamente después de ver la todalidad se puede ordenar los hilos de la trama.

En la película se puede encontrar muchos ejemplos de subhipernúcleos. Como el más importante puede servir una secuencia de escenas que tienen lugar justo antes y después del accidente: el marido y las hijas de Cristina están caminando por la calle, las niñas están gritando y jugando mientras su padre está hablando por teléfono. El momento de atropellado no está presentado directamente, podemos ver solamente la imagen del coche que va muy rápidamente por la misma calle y después una reacción del jardinero. La segunda escena que entrelaza estrechamente las vidas de los personajes tiene lugar en el hospital: la mujer de Paul está esperando en el pasillo durante la operación de su marido cuando ve a Cristina que sale del hospital después de tomar la decisión de dar permiso al transplante del corazón de su marido.

El director de la película usa también la técnica de la multiformidad. Una de las escenas (la llamada del marido a su esposa Cristina justo después del accidente) más significativas es presentada de dos perspectivas: desde el punto de vista del hombre que deja la información a su esposa en contestador automático y desde el punto de vista de Cristina que está escuchando las mismas palabras algunos minutos más tarde.

El uso de la destemporización en “21 gramos” no es fortuito; gracias a este procedimiento durante toda la película la tensión es llevada al extremo que causa que la película se hace aún más interesante y le da la fuerza dramática. Al espectador se le ofrece un juego. Se puede intentar adivinar cual es la orden de las escenas y cuales son las relaciones entre los personajes.

Resumiendo, tanto el libro, como la película presentan nuevo tipo de narración no lineal. Parece que los receptores de la cultura están un poco aburridos de las técnicas tradicionales y debido a este hecho los artistas buscan una nueva forma de expresar sus visiones artísticas. Esta tendencia tiene algo que ver también con el carácter de la vida contemporánea que es muy caótica y compleja. Los autores quieren adaptarse al modelo moderno del hombre y del mundo usando este tipo de juego.

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Prácticas literarias en la era de la información

Asignatura del Grado de Estudios Hispánicos, coordinada por Jaume Peris Blanes (Universitat de València)

natijakubowska

Esta página es una parte de la asignatura ¨Prácticas literarias en la era de la información¨ y me va a servir para expresar mis pensamientos acerca de este tema

A %d blogueros les gusta esto: